Skip to content

La falda suicida

julio 14, 2009

Como muchos de ustedes sabrán, hace un año (y dos días) me casé. Luego me fui de “luna de miel” a San Luis Potosí. En Real de Catorce compré una falda negra con encajes colgando por todos lados. Lindísima. Es una de mis faldas favoritas, no sólo por lo que podría significar haberla comprado durante ese viaje, sino porque en verdad es lindísima. Y no sólo lo digo yo, me lo han dicho varias personas: “¡qué linda falda! ¿dónde la compraste?” o “¡está padrísima tu falda!” o “hey! se te ve bien linda esa falda!” y cosas así. Podría ponérmela todos los días, de hecho, por lo mucho que me gusta.

Les muestro dónde se encuentra mi lindísima-falda-negra-de-encaje-que-compré-en-mi-luna-de-miel-en-real-de-catorce en estos momentos:

Photobucket

¿Cómo llegó ahí? Buena pregunta…

Resulta que estaba des-tendiendo ropa en la azotea. Mi azotea es la azotea de un edificio de cuatro pisos. La azotea tiene paredes más altas que yo y que el Ingeniero también. Mi falda estuvo toda la mañana tendida sin pinzas.

A la 1:00 pm subí a la azotea de paredes altas para destender la ropa ya seca. Recordé que había tendido la falda y que no la había asegurado con pinzas. Recorrí el tendedero con la mirada para cerciorarme de que todavía estuviera allí y sí, ahí estaba: tendida y sin pinzas. Comencé a destender el resto de la ropa y en eso estaba cuando sentí una ráfaga de viento y vi una mancha negra pasar frente a mí. Era mi falda alzando el vuelo, saltando por encima de la pared de la azotea.

¡Esperó a que yo estuviera presente para que la viera volar! ¡Saltó! ¡Así, sin advertencia! Sólo saltó…

Bajé corriendo los cuatro pisos para ver el estado en el que se encontraba. Pensé que estaría en el piso, en el estacionamiento del edificio o sobre el auto de algún vecino. Pero no, quedó sobre los cables de la luz… inalcanzable…

Primero se me ocurrió un palo largo largo, luego una piedra arrojada desde mi ventana o un zapato… finalmente Alvita me dio la solución que tanto temía: llamar a la CFE…

Y aquí estoy, escribiendo esto mientras espero que llegue el camión de la CFE para liberar mi falda suicida…

From → Uncategorized

9 comentarios
  1. Grimalkin permalink

    Noooooooo, ¿llamaste a CFE para que baje tu falda? Así no hay subsidio que aguante, jajajaja.

    • ja ja ja ja!! será por eso que no han venido a ayudarme? JA JA! pues qué más hago? digo, no pienso arriesgar mi vida para bajarla! si aviento un zapato y también se queda atorado? ji ji ji.. nouuu!! qué hago???!!

  2. Grimalkin permalink

    Consíguete un vaquero con un lazo bieeeeen largo, jajaja.

  3. David permalink

    ¡Oh! Llámale a los bomberos. Como si fueras a rescatar un gatito en un árbol. :-P
    Suerte con tu falda.

    • Ay no, qué vergüenza! ji ji ji… imagínate, con sirena y todo, ja ja ja! y “tenga su falda, señora” y todos los vecinos asomados por sus ventanas… ji ji ji.. ay no!! je je

  4. Thel permalink

    Hola! mmm ¿y si consigues pelotas de goma y las avientas a ver si logras darle a la falda y èsta se cae por fin al piso con el golpe? je- es lo primero que se me ocurre…

  5. ya la recuperaste??? o qué sucedió??

  6. Miss x permalink

    Sí, dinos que fué lo que pasó con tu falda jejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: