Skip to content

Reportando desde el defe

mayo 22, 2008

Me encanta esta ciudad.

Hace 10 años llegué aquí recién salida de la preparatoria. Caminaba por las calles con ojos como platos, admirándolo todo: los enormes edificios, las casotas antiguas, los árboles, los parques, la gente tal cual la había visto en las películas y la había leído en las novelas…

Luego volví un par de veces y seguía asombrándome.

Hace cuatro años que no venía… y me sigue asombrando. No sé exactamente por qué, pero lo describiría algo así:

Cuando camino por las calles de la Ciudad de México, siento que la ciudad es mía. Siento que los edificios y las calles y los árboles y el metro y los puestos en las calles son de todos. Se siente que esta ciudad le pertenece a los ciudadanos. Los espacios públicos son de los ciudadanos. Y los usan. Eso no pasa en Guadalajara. En Guadalajara hay bardotas rodeando los fraccionamientos, parques desolados, carros, carros y más carros, el tren ligero limpísimo, como si nadie lo usara. Como si nadie usara la ciudad. En Guadalajara está prohibido comer en el tren, pisar el pasto, poner puestos ambulantes, tomarle fotos al elefante del Centro Magno, sentarse en flor de loto en las bancas del tren, pedir la parada al camión en lugares no autorizados, entre muchas cosas más.

Además, en esta ciudad conviven tan armónicamente los edificios ultramodernos con las casonas coloniales. Por cada callejuela que camines, te encuentras con una sorpresa. Acabo de descubrir dos edificios que nunca había visto: la iglesia que está fuera del metro Tacuba y el hermosísimo, espectacular, monumental y gris edificio Art Deco de “Salubridad e Higiene” que está en la esquina del bosque de Chapultepec. Rodeado de camiones y puestos y basura. En Guadalajara se derriban edificios para abrir calles o construir casas, se abren y cierran vialidades ignorando por completo a los peatones.

Y claro, sé que para la mayoría de la gente no es un paraíso vivir en la Ciudad de México. Sé que solo alcanzo a ver lo bonito y lo turístico y sé que es demasiado naive de mi parte hablar así de esta Ciudad si apenas la conozco y solo he vivido en ella un total de 10 meses… pero no me importa… así la siento y así me gusta pensarla…

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: