Skip to content

Mariposas en la panza: la conclusión

julio 23, 2007

¿y la decisión que tenía que tomar? decidí que no ¿y por qué no? por pendeja. Y porque según yo tengo otras tres opciones que, según yo, son mejores: ésta, ésta y ésta

¿y qué pasó con mi maestra? Lo que vaticinaban sus reflexiones sobre la violencia de género y la cita que incluyó en su mail: Ella, la víctima, se ha convertido en victimario. Muchos la culpan por lo que le pasó y, además, por exponer y “ventilar públicamente” cosas que son “privadas”.

Existe la respuesta del maestro y los que la mandan, le agregan la leyenda “siempre es mejor leer las dos versiones” y cosas así. Yo pienso que la violencia no debería tener dos versiones, no debería tener atenuantes. Creo que la violencia siempre es violencia y se tiene que evitar a toda costa. Creo que las leyes en este país no están hechas para lograr justicia, y que la violencia de género está lejos, muy lejos de desaparecer. Desgraciadamente.

En otras noticias: contesté un meme “El Juego”. Está en mi página sobre mí. Me lo pasó la rota beauvoir y yo se lo paso a… al rato les digo

8 comentarios
  1. No existe tal cosa como la violencia de género. ¿De qué género sería? ¿Sexo? ¿Telas? ¿Números?

    Género no es igual a tipo. Violencia de género es una mala traducción de gender violence, que en inglés es correcto pero en español, traducir gender (sexo) por género (tipo) es, en el mejor de los casos, un falso amigo.

    La traducción más exacta podría ser violencia sexual, el género, en español, es una categoría gramatical para sustantivos y pronombres. Aplicarla a las personas es incorrecto, pues no somos palabras sino entes.

    Y todo esto, es simplemente para decir que ni estoy de acuerdo ni en contra, sino todo lo contrario. El acoso sexual me parece execrable. Pero la victimización feminista también. Todos los extremos son malos. Por eso me quiero alejar de Vancouver que está muy al sur en el norte y hace que mi cerebro se convierta en melcocha.

    Interesante sitio el que tienes, lo visitaré más seguido.

  2. Yo hice trámites pa la maestría en filosofía, me aceptaron y no entré =(

    Ojalá a ti si se te haga lo que sea que decidas =D

  3. Hola V! soy asidua lectora de tu blog, aunque nunca te he dejado comentarios, je. Gracias por visitar el mío…

    y con respecto a la definición de “violencia de género”… según yo gender y género se usan de la misma manera en inglés y en español. Existen dos “genders”: “masculine” y “feminine” ¿no? igual que en español: género masculino y género femenino, que son morfemas que se agregan a los sustantivos y a los adjetivos para determinar a qué clase pertenecen. Por ejemplo: perro y perra. En el primer caso, el morfema “o” determina que el animal en cuestión pertenece al género masculino y en el segundo, bueno, al femenino. En inglés no existen como morfemas que determinan a los sustantivos o los adjetivos, porque todos son neutros, pero sí en los pronombres “he” y “she”. “He” pertenece al “masculine gender” y “she” al “feminine gender” ¿no?

    No sé si exista alguna discusión dentro de los “Estudios de género” o “Gender Studies” sobre su traducción, aunque supongo que sí. Por el momento, y que yo sepa, así se le conoce oficialmente: “Estudios de género”, “violencia de género”.

    Ahora que, en México, el término “sexual” es muy restringido, coloquialmente hablando. Supongo que responde a una cuestión cultural, el que cuando se diga “sexual” se piense antes que nada en sexo, así, tal cual. Entonces, cuando alguien dice “violencia sexual” se entiende como una agresión que tiene que ver con los genitales y no con el sexo (género) de la persona. Y la violencia no siempre tiene que ver con genitales aunque sea física, ya que también existe la “psicológica”, la “doméstica”, la “económica” y demás. Y claro, puede ser una violencia perpetrada contra el género masculino o contra el género femenino.

    Bueno… algo así iba el argumento… pero hoy amanecí medio pendeja, así que no me hagas mucho caso, je je

    Saludos!
    :)

    Jaka: ¿y por qué no entraste a la maestría?

  4. Por que cuando hice trámites si podía, tenia tiempo de cursarla, pero cuando me aceptaron había cambiado de trabajo y no me apoyaron mis empleadores.

    Tuve que decir que no. Un mes después, dejé el otro trabajo ¬¬

    Maldita sea…

  5. Gender y género son falsos amigos, amiga mía. Un falso amigo es, en cuestión de idiomas, una palabra que parece tener los mismos orígenes y usos pero que no lo es, identificado por los hablantes de un idioma diferente por inferencia lingüística, lo cual provoca un gran número de problemas entre el español y el inglés por la multitud de préstamos que el inglés tiene. En el caso que nos ocupa, gender en inglés se refiere a sexo en una entidad biológica, mientras que género en español se refiere a la partícula morfológica que debe ser utilizada con una palabra.

    Es decir, estamos asumiendo que “género de un sustantivo” es igual a “gender of a person.” En el caso del inglés, no hay mucho problema para escribirlo porque el artículo es neutro (“the eagle,” “the girl,” and “the house”). Cuando nos referimos a ése objeto, lugar o persona, entonces asignamos morfemas basándonos en el género (she was flying, she was playing, she was in fire…).

    Es aquí donde viene la equivocación y los problemas. En inglés, gender significa “the properties that distinguish organisms on the basis of their reproductive roles” (las propiedades que distinguen a los organismos basados el su rol en la reproducción) al igual que “a grammatical category in inflected languages governing the agreement between nouns and pronouns and adjectives; in some languages it is quite arbitrary but in Indo-European languages it is usually based on sex or animateness” (una categoría gramatical el los lenguajes con inflexiones que gobierna las relaciones entre sustantivos, pronombres y adjetivos; en algunos lenguajes es bastante arbitrario pero en los lenguajes indoeuropeos suele estar basado en el sexo o vitalidad). Mas sin embargo, en español, género significa “conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes; mercancía; telas o tejidos; las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras según rasgos comunes de forma y de contenido; taxón que agrupa a especies que comparten ciertos caracteres; clase a la que pertenece un nombre sustantivo o un pronombre por el hecho de concertar con él una forma y, generalmente solo una, de la flexión del adjetivo y del pronombre.” Que en español el género suele estar identificado con el sexo no significa que género sea sexo, como en inglés. Gender y género son falsos amigos.

    Una silla, una botella, una pistola y una pelota pertenecen al género femenino. Un auto, un radio, un lápiz y un café pertenecen al género masculino. Un hombre o una mujer no tienen género, sino sexo. Afortunadamente. Aunque unos menos que otros, a mí ya hasta se me olvidó qué se siente.

    “Gender violence” y “domestic violence” son conceptos completamente diferentes para los angloparlantes. “Domestic Violence” no tiene pierde. Es “violencia doméstica” en inglés y en español. Pero “Gender violence” tiene un ligero problema. No es el término correcto. El término exacto debe ser “Gender-based Violence” pero a los angloparlantes les disgusta decir el “-based” y ese disgusto se transmitió a la escritura. Como resultado, cuando se habla de “Gender-based violence” se asume que hablamos de mujeres (falsamente, como ya lo discutió mi compadre Jack en el su post sobre el Día Internacional del Hombre) y eso incluye, agrupa y engloba, no necesariamente en ese orden, los golpes, asesinatos, violaciones, abuso emocional, etcétera y demás. Y la traducción exacta de “Gender-based violence” es “violencia por razón de sexo,” o simplemente, “violencia sexual.”

    Aquí también nos enfrentamos al problema de que “sexual” en “violencia sexual” ahora es asumido como “relativo a los actos sexuales” y no como “relativo al sexo de la persona.” Ahí es donde tenemos el problema principal: que desconocemos lo que las palabras quieren decirnos porque ya no conocemos su significado, con lo fácil que es acudir a un diccionario y al contexto para entender a las palabras.

    Pero voy a ejemplificar el uso de falsos amigos más allá del simple uso de morfemas. Piensa en “Preservativo.” Si sabemos que en francés es préservatif, en alemán präservativ, en rumano prezervativ, y en italiano y portugués preservativo, y dado que todos tienen un origen en común en el latín praeseruatiuum, lo lógico sería que en inglés la palabra a utilizar sea preservative. Sin embargo, preservative significa “preservador.”

    Lo mismo sucede con una enorme colección de palabras que he acumulado en mi tiempo de estancia en estas tierras. Mi diccionario actual contiene 500 palabras y aumentando, hasta el punto en que me pregunto si no será conveniente editarlo. Mi librillo de notas me ha ganado el respeto y admiración de muchos estudiantes, que pensaban que el español era cercano al inglés porque los mexicanos lo aprendíamos muy rápido por acá. Y en realidad nos hace pasar cada vergüenza…

    ¿Ya ves? Empiezo a hablar de palabras y luego nadie me calla. Y voy a extenderme más al respecto en mi blog, que me gustó el apasionante asunto que aquí se trata.

  6. “False cognates”, eso son. Gender y género son falsos cognados, ya aprendí. Por cierto, cognado y cognate no son falsos cognados.

    En las clases de inglés de la U de G (las de nivel licenciatura que tuve que tomar a huevo porque no hice los exámenes de acreditación porque no tenía tiempo) “enseñaban” por medio de los cognados. Fue gracioso cuando el maestro dijo en su inglés mal pronunciado “tel mi a cognet” y yo “a what??” “a cognet!!! llu spik inglich, dont llu?”. Y ya, el maestro llegó a la conclusión de que yo no sabía inglés porque no sabía qué eran los cognados. Y luego las compañeritas de trabajo social se confundían sobremanera porque lo único que se les ocurría contestar eran falsos cognados. Yo me di de baja y ya, al semestre siguiente hice los exámenes sin necesidad de asistir a ninguna clase, pero ellas… yo creo que no aprendieron nada y desaprendieron todo lo que pudieron haber aprendido antes. Y yo también desaprendí un poco porque ahora pienso que los falsos cognados son verdaderos cognados, pero también aprendí más porque antes no sabía qué eran los cognados y desde ese momento sí y por eso ahora puedo hablar de ellos aunque siga confundiendo los falsos cognados con los verdaderos cognados.

    Y cada vez que he escrito cognados, primero escribo congados y me doy cuenta y borro y escribo congados, digo, cognados.

  7. Es un placer hablar con alguien enterado de los temas que se discuten. Te haz ganado una postal que incliye una delicada selección de flores (y flores de verdad) enviada desde Vancouver, patrocinada por mi compadre, que desea disculparse por haberte regalado a Ravioli y haberte sumido en una vorágine de muerte y destrucción adopción de felis silvestris catus.

    Si fuere vuestra fermosura tan amable de comunicarse con este su seguro servidorque besa sus pies sin caer en fetichismos (y sin que el Ingeniero, colega mío, ojete objete) para ultimar detalles nimios como el de la dirección a donde se enviará dicha postal, quedaré eternamente empobrecido agradecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: