Skip to content

Ni un mes todavía…

mayo 17, 2007

¿Que cómo va mi vida de casada?

Semana 1: sin agua porque la bomba se descompuso. Sin refri porque la falla de la bomba provoca que haya altas y bajas de luz.
Semana 2: sin luz porque ni al Ingeniero ni al Hyper se les ocurre ir a pagarla
Semana 3: sin gas porque desde hace 6 meses ni el Ingeniero ni el Hyper lo pagaron
Antier: sin agua pura porque a nadie se le ocurre revisar si hace falta
Ayer: sin agua caliente porque yo estaba empeñada en que la llave de la caliente era la de abajo.
-¡¡Mijo!!! ¡¡no sale agua caliente!! ¡¡voy a llorar otra vez!!
-¿a cuál le estás abriendo?
-¡¡Pues a la caliente!! ¡¡a la de abajo!! ¡¡y ni siquiera se prende el boiler!!
-La caliente es la de arriba
-¡¡No es cierto!! ¡¡ayer le abrí a la de arriba y me salió más fría que la de abajo!!! ¡¡Mijo!! ¡¡Odio el agua fría!! ¡¡No puedo bañarme así!!
-… La caliente es la de arriba…
-Ah sí… ya salió…

Y antier que le hago un dramonón: llego toda cansadísima (me porté como una junkie y me tomé un sedalmerck con coca a ver si así me reanimaba. Pues no. Me quedé dormida), muriéndome de sed y hambre. No había agua para tomar. El Ingeniero jugando Final Fantasy. La sandía chorreando jugo putrefacto en el refri. “No hay agua. Tu sandía está chorreando” fue lo único que dije, y me tiré en la cama. “Ah sí, ahorita voy por agua”. Media hora y no iba por agua. Para ese entonces yo ya lloraba cual Magdalena. En silencio, claro.

Y que me pongo los zapatos y me paro toda encabronada “voy por agua”. Salgo dando un portazo. El Ingeniero sale detrás de mí, pero es demasiado tarde, yo ya voy haciendo drama. Él va, con la cola entre las patas, por el garrafón. Regreso, me tomo medio litro de un jalón para que vea que en serio tenía sed y se sienta más culpable, me pongo la pijama y me acuesto con la cabeza tapada para que crea que estoy dormida y no se dé cuenta que lloro cual Magdalena. Él llega, pone el garrafón nuevo, se mete a bañar y se sale del cuarto dando un portazo. Me asomo toda encabronada y él dice “perdón, perdón, fue sin querer, el aire azotó la puerta”

Sí, como no, el aire. Cabrón malagradecido huevón. Todavía que le preparo el desayuno en la mañana, que le pregunto qué quiere cenar, que lavo los platos, que lavo el baño, que lavo la ropa ¡¡que soy una sirvienta!!. Mañana ni crea que desayuno con él. Es más, ni siquiera le voy a dirijir la palabra. ¡¡No es capaz ni siquiera de ir por la puta agua!! Bonita vida de casada ésta.

Ya no podía aguantar las ganas de hacer pipí, así que tuve que salir a pesar de que me vería llorando. Salgo del cuarto y el Ingeniero hincado frente al refri limpiando el cochinero que había hecho su sandía… limpiando-el-refri…

Entonces me cayó el veinte: Él recoje los trastes limpios y, dobla y guarda la ropa limpia, me hace de desayunar cuando yo tengo hueva, barre y sacude el cuarto, limpia la cocina mientras yo lavo los platos, lava la ropa cuando no la lavo yo, lava los trastes cuando no los lavo yo…

Y que suelto la carcajada en el baño. Lloraba y me reía al mismo tiempo. Reía porque me daba cuenta de lo estúpido que era mi berrinche y lloraba de frustración porque a pesar de que sabía que era una ridiculez no podía parar. Tanto desmadre hice que el Ingeniero tuvo que ir a preguntarme qué me pasaba. Terminé pidiéndole perdón, por supuesto…

Eso es Síndrome Premenstrual y no chingaderas…

Anuncios
8 comentarios
  1. Jejejeje, amé el post, lo amé con locura y frenesí.
    Te imaginé 100%, tu tan digna, tan encabronada, tan Magdalena, tan casada con el Ingeniero.
    Y mi vida de soltero homosexual apenas que va tomando forma, ¿sabías que ayer hice una cena de no mamar? fantástica, colorida, perfecta. Hoy voy a ir a ponerme borracho en una barra libre, ligaré con el primer pendejo que me quiera dar las nalgas y que las tenga bonitas para sobárselas, ercutaré en su cuello y me retiraré para irme a otro extremo del lugar y fajonearme con otro. ¡Bendita soltería!
    A final de mes, puede (aún no definido) que me regale una tv LCD, matriz activa y con sincronizador de alta definición y jugaré videojuegos violentos, gores y después de éso, veré pornografía hasta que mis ojos queden rojos como de ebrio… ¡Bendita soltería!
    Jojo

    Besos negros, y esperemos que las sandías no sigan chorreando en tu refrigerador.
    Saludos al Ingeniero!

  2. Ha! Buenísimo…
    Recuerdo tu grito “MIJO!!! Dileeeeeee!” HA! Y yo acelerando en el jetta del Hyper.
    Si es síndrome premestrual para asegurarme de no estar por ahí y aejarme por mi propia seguridad… Pero pienso que es un estado mental y de qué tan sensible andes en general con la estimulación de todo tu enviroment.
    Por ejemplo, a mi me bajó éste maldito miércoles que tenía clase de tango!! >__XXX

  3. Me lleva!!! Estaba súper chido súper largo!! Ahora no hay record sincero de mi maldito ejemplo!!! FOC!!! Se cortó mi comment!! Por qué???

  4. No sé a qué le habrás picado…

    JA :P

  5. Ah, la vida de recién casados…

    Yo ya no extraño esos días, pero de que fueron fuente de solaz y diversión, lo fueron.

    A veces hasta ganas dan de divorcierse nada más para volver a casarse…

  6. ooh my God… si, toda una señora casada. me hizo recordar los primeros días de matrimonio de mi hermano cuando su esposa nos abría la puerta con los ojotes hinchados de tanto llorar…
    Porqué? Porque el joven la mandaba a comprar verduras, y ella siendo colombiana no sabía pedir, y lloraba… y lloraba…
    Pero segun eso uno luego se acostumbra

  7. carnal permalink

    por cierto no me toco ver la cadena pero creo que tu pagina 123 debe haber sido la mas chida.

    cual es tu nueva direccion que no tengo tus datos por fa emaileamela.

    saludos a alberto y dile que no sea huevon y se deje de su nientinendo ese

  8. Hey hermano!! no te he pasado ni te pasaré la dirección de donde vivo porque nos mudaremos en un par de meses, así que no tiene caso. Se supone que en agosto ya tendremos nuestro propio departamento (o sea, no propio de que seamos los dueños, sino propio de que solo viviremos él y yo ahí)

    Hola Agridulce! pobre de tu cuñada… yo sé lo que es tener que ir al mercado y no saber comprar. Ya voy aprendiendo, pero todavía prefiero ir al super donde todo tiene nombres, je je. Además las viejitas del mercado nomás te ven poco experimentada y te venden un chile poblano en 5 pesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: