Skip to content

Ergonomicaben (duh)

febrero 8, 2007

No me caben. Nunca me han cabido. Se me caen. Me lastiman. Del tamaño que sean.

Los malditos audífonos no me entran en el pinche agujero de la oreja. Y siempre he tenido el mismo problema.

El viernes, mientras el Ingeniero y yo esperábamos a que toda la bola pasara por nosotros para irnos a Escuinapa, le reclamé: “Se me caen los audífonos. No puedo escuchar música de mi teléfonito como Dios manda”. Y el Ingeniero, tan versado en la ciencia ergonómica me dijo “Dah! es que te los pones alrevés. Si te fijas no son completamente redondos. Se adaptan a la forma de tu oído” y yo le contesté “¿ah sí? ¿en serio? ¿no son redondos? yo los veo redondos. Ya me los acomodé de todas las maneras posibles y siguen cayéndose” A lo que él respondió “bah, no entiendes de ergonomía, no eres ñoña”

NO ERES ÑOÑA me dijo

Sentí tan feo como cuando mi hermano me insultó de una manera similar. Estábamos esperando abordar el subway en Nueva York. Me paré al lado de una columna donde yo supuse que la gente que bajaba no pasaría. Me equivoqué. Todos pasaron por ahí. Y yo los estaba estorbando. ¡Estorbaba a la gente que bajaba! ¡En el subway! ¡En Nueva York! Mi hermano me empujó a un lado y me dijo “Eres una vil turista”

UNA TURISTA me dijo

Lo que el Ingeniero no sabe es que la ergonomía de los audífonos no funciona con mis orejas.

Y lo que mi hermano no sabe (bueno, creo que sí le conté) es que el guapísimo ambientalista que me detuvo para pedirme dinero y hacerme firmar una hojita donde decía que yo estaba en contra de la tala de árboles me dijo que jamás se hubiera imaginado que era una turista si no le hubiera dicho. Elogió mi forma tan segura de caminar por Broadway y la 17. También dijo que parecía que el inglés era mi lengua materna.

Aunque pensándolo bien, seguramente se burló de mí [Stupid Tourists, he he] cuando me despedí de él después de darle CINCO DÓLARES y mi dirección de correo electrónico a donde todos los días me llegan peticiones para salvar esto o aquello (aunque no puedo salvar nada, porque tengo que ser ciudadana estadounidense para firmar) (acaso sólo los gringos pueden salvar el planeta o qué?)

Es que soy tan mala para mentir que no le pude inventar un correo falso ni me creyó que no tenía una tarjeta de débito o que no traía un dolar encima. Además estaba TAN guapo…

Y los audífonos se me siguen cayendo. Me los acomode como me los acomode. Haga caso o no de su avanzadísimo diseño ergonómico.

Pero finalmente me los acomodo. Ahí como pueda. Y me da mucha risa imaginarme cómo me ve la gente cuando voy en el camión:
– Dos bolsas: una a rayas donde traigo mis cosas personales y otra negra de donde salen estambres y agujas.
– Chamarras al por mayor (en los dos lugares donde trabajo hace un pinche frío de la chingada en la mañana y en la noche)
– Lentes que se resbalan hasta la punta de la nariz
– Audífonos no tan segura ni ergonómicamente conectados a mis oídos
– Un tejido lleno de hilos azules y negros que le cuelgan

Una vil loquita tejedora. Y si escucharan lo que yo voy escuchando!!!

[Caballo Negro hizo un “mixtape” para regalar a sus amigos en Navidad. De ahí conocí la canción “Shut Me Up” de Mindless Self Indulgence. Y me encantó. Y me encanta escucharla mientras tejo. Sobre todo por los sonidos de los látigos. Y me da risa.]

Pero bueno, ya no tendré que andar en camión cargando mis chamarras y mis bolsas. En unos minutos más llega el Ingeniero por mí en nuestro flamante Clío nuevo.

Yuju!!!!

p.d. a los que se preguntan qué chingados estoy tejiendo que le cuelgan hilos por doquier: una bufanda Fibonacci para el Ingeniero. Aunque creo que la terminaré en primavera.

Ah, y ahí disculpen el título del post

Anuncios
11 comentarios
  1. hola !!
    a mi tambien me pasa ese problema con los earbuds de la “ocirbafsoleuqerdam” pero encontre unos geniales en radioshack que tienen como un ganchito para sujetarlos detras de los pabellones de las orejas, el resultado no mas dolor y no mas audifonos caidos!!!

  2. O te puedes comprar audífonos de esos grandotes que tapan toda la oreja. Va a parecer que estás en el Informóptero pero dicen que dañan menos el oído.

  3. ¿Escuinapa? ¿Escuinapa, Sinaloa?

  4. Ah, sí, ya sé que puedo usar otro tipo de audífonos… el problema, GRAVE problema, es que son los audífonos del teléfono… y para el teléfono no puedo usar cualquiera :P

    Sí Pereque, nos fuimos a Escuinapa Sinaloa ¿conoces por allá?. Un amigo es de allá, así que nos invitó a conocer su rancho. Rentamos una casa en Teacapán entre todos (éramos 13) y nos la pasamos ahí desde el viernes hasta el lunes. Yo hice corajes el sábado que fuimos a comprar el desayuno porque en el pinche pueblo no había nada. Tuvimos que recorrer TODAS las tiendas para comprar lo que necesitábamos. Y el Ingeniero me echó carrilla porque parecía gringa quejándose de que no había un wal-mart. Ah pero a quién se le ocurre cerrar las panaderías en domingo!! (ji ji)

    Ah, pero entonces ¿conoces por allá?

  5. ¡Amé este post!
    Simplemente así fue, fue tan… Fonseca, tan directo, tan audaz, tan autojuzgón, tan automartirizante, ¡tan Jugoso!.
    Yo al principio, creía que ésas ergonomías audifoniles, se habían olvidado de mi, pero después aprendí a ponérmelos… y sí… el ingerniero tiene razón en eso, SE ADAPTAN A TODOS.
    Yo a fuerza de practicarlo frente al espejo… ¡haciéndome caras! brincando sobre el mismo lugar varias veces cual chiquillo que no quiere irse del parque y frunciendo el ceño.
    Ahora, oigo todas las maravillas (y pendejadas) que uno puede cargar en su iPod, desde mi amada Irma Serrano, hasta Xiu Xiu y regocijarse con las autochaquetas de creerte el único que descubre sonidos que nadie más escucha…jo,jo.
    Amí siempre me ofenden diciéndome: “Eres un provinciano de acento raro“. ¡ACENTO RARO!
    Cuando uno carga con el convencimiento de hablar el más perfecto de los españoles. (pinchis chilangos)

  6. Ahhh… fuiste a Teacapán. Ya decía yo: Escuinapa es un pueblo bicicletero que lo único que tiene es presidencia municipal. En Teacapán hay playa y manglares… No conozco, pero más o menos sé qué hay por allá porque soy de Mazatlán que queda como a dos horas de camino. Y las agencias turísticas hacen su billete vendiendo a Teacapán como lugar de ecoturismo.

  7. ¡Ternurita! Deja al ingeniero y casate conmigo, “no tengo un clío ni lana que dar, lo unico que tengo es amor para amar… si así tu me quieres, te puedo querer, pero si no quieres, ni modo, ¡qué hacer!”, jejejeje.

    Polie, pues te comento que resultó que la “usurpadora” aparte de tener unas pinches faltas de ortografía que te sangran los ojos también esta bien-pinches-mames de loca!!!!

    En fin, sigo esperando mi sesión de cervezas…

    ¡¡besopos tronados!!

  8. Ah, pero lo verdaderamente útil para un ingeniero friki y geek es una Gorra de Klein. Se parecen a una botella de Klein pero más ridícula. Yo tengo dos que me tejió Nirvana cuando sus tías maternas le enseñaron a tejer… y descubrí que mi inteligencia ocupa un volumen equivalente a 0 vista de manera tetradimensional.

  9. carnal permalink

    ninfa tu comentario sobre las faltas de otrogarfia sangradoras de ojos me hizo soltar una carcajada en medio cafe, no que importe demasiado la gente que viene a este lugar esta bien loca un gran porcentaje bums que vienen a tomar la siesta y a veces jugar ajedrez gritandose unos a otros.
    por cierto carnala sabes perfectamente que el tomarme en serio es un gravisimo error era un chistorete nada mas pero pues nomas a ti se te ocurre (y a la bola de turistas) ponerte al lado izquierdo de las escaleras en donde solo caben dos personas al mismo tiempo jajaja

  10. carnal permalink

    AY WEY acabo de revisar el blog de la plagiadora aquella y esta de miedo tenias razon ninfa me sangran ME SANGRAN

  11. Sí, Don Pastrami, también revisé el patrón para la gorra de Klein y, a pesar de que me pareció lo más friki y cool del mundo (aunque necesitaría que el Ingeniero me explicara dicho fenómeno varias veces para entenderlo) decidí no hacerla por varias razones:
    1)está bien pinche difícil (soy una principiante)
    2)el Ingeniero JAMÁS se la pondría (bueno, tal vez con un poco de presión)
    y, bueno, ya estoy pensando si hacer su bufanda fibonacci una cinta de moebius al mismo tiempo, ji

    Pero ya voy aprendiendo ;)

    Hola carnaval!! ¿no te andas congelando por allá? y no creas que te tomé TAN en serio… ji ji…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: