Skip to content

Gran inauguración

octubre 14, 2005

¡Vaya día para inaugurar el blog! (ni siquiera soy capaz de completar una frase sin borrar la mitad antes, no sé cómo logré ésta. Tal vez porque está entre paréntesis) decía que hoy no es un buen día. La inyección de Zoladex me provoca un dolor de cabeza tal, que no puedo pensar con claridad. También me provoca sueño y cansancio, malestar general. Quisiera recostarme y ya. Pero no puedo, estoy trabajando (ah, sí, claro).

Cuando me dijeron que el implante hormonal haría que me sintiera deprimida, no lo creí. Es la tercera inyección y ¡vaya que lo compruebo!. Después de estas tres semanas de descanso ya me volvía a sentir como una adolescente, con las mariposas en el estómago y todo ¡ya hasta tenía ganas de coger! (y de revisar mi tesis). Ahora tendré que aguantar tres meses más con la menopausia inducida.

Lo que más odio de esto no son los dolores de cabeza ni los bochornos ni el cansancio.

Lo que más odio de cómo me siento es no sentir nada.

Porque si no siento nada, no puedo pensar.

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: